Tener riñones sanos es una tarea sencilla, lo cual puede evitar piedras en los riñones (también llamados cálculos renales o nefrolitiasis) son depósitos duros que pueden formarse cuando los minerales de la orina reaccionan con las sustancias químicas y los ácidos que normalmente se encuentran en el cuerpo humano. Si no se tratan, los cálculos renales pueden provocar graves problemas de salud e incluso la muerte. Afortunadamente, hay muchas maneras de reducir el riesgo de desarrollar cálculos renales. Es importante tener en cuenta que, si bien algunas personas tienen una predisposición genética a desarrollarlos, otros factores de riesgo como la obesidad, el consumo elevado de sodio y la escasa ingesta de agua pueden aumentar el riesgo de desarrollarlos. Por suerte, la mayoría de estos riesgos se pueden prevenir visita un urólogo en Guadalajara para recibir atención especializada. Estas son las 5 formas para prevenir los cálculos renales

Aumentar la ingesta de líquidos

La disminución de la ingesta de líquidos o la deshidratación pueden aumentar el riesgo de desarrollar piedras renales. Además, la ingesta de líquidos también es muy importante a la hora de tratarlos. Los estudios demuestran que aumentar la ingesta de líquidos durante el tratamiento de los cálculos renales puede acelerar la curación y la recuperación. Además del agua, las infusiones y el agua de coco también pueden ser grandes fuentes de hidratación, añadir un poco de zumo de limón al agua puede mejorar su sabor y ayudar a la hidratación. El cambio a tés de hierbas también puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cálculos renales. Si le han diagnosticado cálculos renales, asegúrese de aumentar su consumo de agua. Además, beba agua a temperatura ambiente para evitar los posibles efectos secundarios de las bebidas calientes. Y recuerde hidratarse a lo largo del día y especialmente antes de acostarse.

Sigue una dieta saludable

Llevar una dieta sana es una de las mejores formas de mantener riñones sanos y prevenir los cálculos renales. Limitar la ingesta de ciertos alimentos puede reducir el riesgo de desarrollar cálculos renales es por eso que una dieta rica en frutas y verduras como las fresas, las verduras de hoja verde, los espárragos y las zanahorias puede ser de gran ayuda. Los alimentos vegetales son una buena fuente de fibra, que es beneficiosa para prevenir problemas renales porque ayuda a evitar que los minerales de la orina se cristalicen y formen piedras. Otros alimentos que pueden ayudar a prevenir los cálculos renales son el pescado, los frutos secos y las semillas, los productos lácteos bajos en grasa, los huevos y las judías. Como mencionamos anteriormente añadir un poco de zumo de limón al agua puede mejorar su sabor y ayudar a la hidratación. Sin embargo, también debemos decir que consumir una dieta rica en proteínas animales y sodio puede aumentar el riesgo de desarrollar cálculos renales por eso es mejor tener cuidado con la carne y las proteínas, pues estudios demuestran que el consumo de una dieta rica en proteínas animales, como la carne de vacuno y de cerdo, puede aumentar el riesgo de desarrollar piedras en los riñones. Por lo tanto, disminuir el consumo de proteínas puede ayudar a reducir el riesgo.

Manténgase activo

Hacer ejercicio con regularidad puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cálculos renales. Puede ayudar a mantener riñones sanos. Cuando se trata de hacer ejercicio con regularidad, lo ideal es hacerlo durante al menos 30 minutos diarios para obtener los beneficios. Sin embargo, se aconseja consultar a un médico antes de comenzar una rutina de ejercicios si se corre el riesgo de desarrollar cálculos renales. Es aconsejable beber agua antes de hacer ejercicio para evitar la deshidratación.

Evite fumar | Riñones sanos

El tabaquismo está relacionado con muchas enfermedades y también puede aumentar el riesgo de desarrollar piedras en los riñones. Los estudios demuestran que fumar puede aumentar el riesgo de desarrollar cálculos renales hasta en un 40% por lo tanto, dejar de fumar puede ayudar a reducir el riesgo de desarrollar cálculos renales.

Conclusión

Los cálculos renales están causados por una combinación de factores. La mayoría de las personas que los desarrollan tienen una predisposición genética. Sin embargo, la mayoría de las personas que tienen este factor de riesgo genético no desarrollan cálculos. Los factores de riesgo más comunes para los cálculos renales son el alto contenido de calcio en la orina, la baja excreción de ácido úrico, la ingesta inadecuada de líquidos y el alto consumo de sodio. Hay muchas maneras de reducir el riesgo de desarrollar cálculos renales. Es importante tener en cuenta que, si bien algunas personas están genéticamente predispuestas a desarrollarlos, otros factores de riesgo como la obesidad, el alto consumo de sodio y la baja ingesta de agua pueden aumentar el riesgo de desarrollarlos. Afortunadamente, la mayoría de estos riesgos se pueden prevenir.

Gabriel Sedano Valencia - Doctoralia.com.mx
×